Buscar

Boeing suspende los vuelos de su B737 MAX por un problema con los motores

La fabricante estadounidense detectó un problema en decenas de sus naves y congeló los ensayos a pocos días de realizar las primeras entregas a las aerolíneas compradoras.

Boeing suspende los vuelos de su B737 MAX por un problema con los motores
Imagen de un B737 Max. / Twitter
Imagen de un B737 Max. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Economía. Twitter: @mundiario

Boeing ha decidido suspender los vuelos de prueba de su más reciente nave, el B737 MAX. La compañía ha tomado la decisión tras haber detectado un problema con los motores el pasado fin de semana, por lo que han optado por esta suspensión como medida de precaución. El anuncio llega justo a pocos días de repartir las primeras naves a sus clientes.

Puntualmente, estas entregas deberían realizarse la semana entrante. El calendario del proyecto mantendrá su curso normal mientras se determina el alcance de este fallo técnico, que momentáneamente afecta a 30 motores que ya se encuentran en diagnósticos. "El paso es consistente con la prioridad que ponemos en la seguridad para todos los que usen y vuelen nuestros productos", explica la estadounidense.

Los motores de estos aviones están a cargo de General Electric en sociedad con la frances Safran. El anuncio hizo eco de forma inmediata en Wall Street, donde las acciones de la fabricante cayeron en u 3% justo una hora de que se cerrara la jornada del miércoles. Pero esta medida tuvo sus efectos colaterales incluso en los proveedores de la firma como Triump Group, cuya pérdida de valoración fue del 9%.

General Electric y Safran tienen un contrato por el que suministran hasta 7.400 motores para esta aeronave, con los cuales se equipará unas 3.700 unidades de la misma. La primera aerolína en estrenar estos aviones será la indonesia Air Malindo. La fabricante trabaja en tres modelos modelos para suceder al B737 Next Generation, con las cuales reducirá en un 8% sus costes operativos.

El B737 Max cuenta con capacidad para entre 140 y 220 pasajeros e incorpora la tecnología del B787 Dreamliner. Su rival directo es el A320neo de Airbus. Los dos cuentan con motores mucho más eficientes que los de sus predecesores, con los cuales reducen tanto el consumo como las emisiones. El primer vuelo de prueba se celebró en los últimos días de enero del año pasado. Boeing recibió el permiso de la agencia de aviación hace apenas dos meses.