Buscar

Las acciones del Popular tocan fondo y alcanzan su peor valor desde 1987

Cada acción cierra en 0.77 euros, castigadas por los inversores inseguros y las dudas sobre los proyectos a largo plazo. El banco está en serios y grandes apuros.

Las acciones del Popular tocan fondo y alcanzan su peor valor desde 1987
Angel Ron, presidente del Banco Popular.
Angel Ron, presidente del Banco Popular.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Las acciones del Banco Popular se fueron a pique en la última sesión según Self Trade. El banco lideró las caídas de la Bolsa española con un descenso del 7.78% y quedarse en 0.78 euros cada una, unas cifras que no se veían desde 1987. El Ibex35 que terminó la jornada con un retroceso del 0.64% llegando a los 8.619,3 puntos.

"A medida que pasan los días, el mercado cada vez más dudas de que el plan de Banco Popular para escindir en otra compañía sus activos tóxicos ligados al ladrillo, que la entidad valora en 6.000 millones, una cifra curiosa teniendo en cuenta que la capitalización bursátil del banco es de 3.250 millones. Cada vez suena con más fuerza la posibilidad de que tenga que llevar a cabo la enésima ampliación de capital", explica Self Trade.

El lunes se dio una cadena de sucesos desafortunados que favorecieron la debacle. Primero, las dudas de los analistas de la capacidad de resilencia del banco para superar los resultados adversos. Pero añadido a eso llegaron dos informes que arrojaron más peso sobre el barco a la deriva. El primero llegó del Bank of America, en el que los expertos colocaban las acciones del Popular en el umbral de los 0.75 euros, mientras que el segundo, cortesía de Credit Suisse, presagiaba un retroceso de hasta los 0.70 euros, contrastando con los 1.1 euros estimados previamente. Y lo peor de todo, es que no son las únicas bolsas que vaticinan esos resultados.

Aparte, muchos analistas aceptaron que el Popular es una de las principales apuestas bajistas de varios hedge funds, fondos de alto riesgo, los cuales apuestan por una caída mayor del valor mediante posiciones cortas. Debido a su poco volumen, los pocos títulos hacen sufrir serios descensos al precio.

El banco anunció una inyección de capital de 2,600 millones de euros en mayo último y eso precipitó la caída de sus títulos en un 66%. Desde enero de este 2016, la pérdida de valor llega al 80%. Desde el 2012, en total, el banco ha recibido 5.400 millones de euros en total contrastando con los 3.250 millones de valor bursátil que presenta este día.

En defensa del banco

Muchos expertos, no obstante, aseguran que lo que está pasando es en realidad un castigo excesivo a la entidad que dirige Ángel Ron. "El panorama que tiene por delante tampoco es que sea demasiado alentador", aseguró Daniel García, analista de XTB, quien defiende la teoría del castigo excesivo. García avisa que es importante que el banco cumpla a cabalidad su proyecto de reestructuración en aras de recuperar la confianza de sus inversores. "Popular se juega en muy pocas semanas su enésimo match ball", dijo.

Este lunes el banco anunció que cerrará hasta 195 oficinas así como la integración de su negocio en otras tantas como parte de ese proyecto de reestructuración que incluirá a 302 oficinas. "A medida que pasan los días, el mercado cada vez duda más del plan de Popular para escindir en otra compañía los activos tóxicos ligados al ladrillo", dice Felipe López Gálvez del Self Bank con respecto al Proyecto Sunrise.

López Gálvez vaticina que el Popular está pagando su reticencia a enviar sus desechos a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) sus activos tóxicos. Esa es una de las razones, cree, por las que los inversores no terminan de confiar en Ron. Eso sí, el presidente recibió el visto bueno del consejo de administración de la organización, el cual dio su bendición unánime a su figura, aunque la división interna es cada vez más difícil de ocultar. Antonio del Valle, socio mayoritario con un 4.25% del total de las acciones a su nombre, busca ya un sustituto.

El mismo analista espera que el banco proyecte otra importante inversión de capital ante la crisis. Por si fuera poco, viene un referendo en Italia, el cual "podría tener consecuencias muy negativas para los bancos italianos", cuyo rendimiento en la Bolsa está estrechamente ligado al de los bancos medianos de España.@hmorales_gt