Buscar

La superioridad individual del Madrid le da la victoria ante el Legia en casa

Partido por momentos en exceso relajado para los blancos les da la victoria frente a un Legia de Varsovia que jugó un valeroso primer tiempo. 

La superioridad individual del Madrid le da la victoria ante el Legia en casa
Cristiano felicita a Lucas tras el gol. / realmadrid.com
Cristiano felicita a Lucas tras el gol. / realmadrid.com

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO.

Nueva jornada de Champions League en la que el Real Madrid se ha enfrentado al Legia de Varsovia. El partido arrancó inesperadamente de manera vertiginosa, con un poco de arco a arco, y golpe a golpe. El visitante enganchó tres disparos a la puerta de Keylor Navas que se mostró seguro en el fondo. De entrada puede decirse que se vio a un Madrid muy estirado, con las lineas muy separadas entre ellas, y con varios deslices defensivos, mientras que los polacos se mantenían compactos y no querían estar encerrados atrás, al menos de inicio. 

Zidane corrigió a lo largo del partido, pero hay que enfatizar que siguen pesando las ausencias de Casemiro y Modric, mientras que la suplencia de Kovačić tampoco ayuda al juego en bloque. James en una posición que no le es natural demuestra que no siente la marca, pues no es ese su oficio, mismo que le llevo a vestirse de blanco. Toni Kroos no puede darse a basto solo como un 5 natural en toda la vastedad del medio campo. 

A pesar de todo Gareth Bale, el mejor de la BBC en cuanto a forma, abrió el marcador al 16 con un tiro de zurda que venció a Malarz. Más tarde llegaría un remate de Marcelo que interceptado por Tomasz Jodłowiec, se fue al fondo de la red, a los 20 minutos. Escasos instantes después, se conjuraba una contra del Legia que ante un Danilo confundido, como lo estaría durante largos pasajes del encuentro, le llevó a cometer una falta digna del jardín de niños dentro de su propia área. Se cobró así un penal que fue convertido por Miroslav Radović y que sería el único tanto de los polacos en este partido. 

Marco Asensio volvió a marcar al 37 para los de casa, en lo que fue su gol debut en Champions, y así el partido se fue al descanso. Para la segunda parte pudo verse que el Legia resentía el esfuerzo de la primera. Ingresaron a la cancha Lucas Vázquez por James, y Álvaro Morata por Gareth Bale. Al instante se pudo constatar la fiebre del suplente, ambos dieron revolución y vértigo al ataque blanco, Morata con sus valerosas escapadas, sacó una de la manga al minuto 68 para poner un servicio que Lucas definió de primera intención entre las piernas de Malarz, para bautizarse también como goleador en Champions. El Bernabéu se levantaba en palmas dedicadas especialmente a sus canteranos.

Al minuto 86, un Cristiano muy solidario, si bien no acertado de cara a gol, hizo una pausa al borde del área rival, y con una vuelta sobre su eje puso a Morata frente al marco, quien definió al palo del arquero con suma precisión. Esta fue la segunda asistencia del portugués en la noche. Cristiano no pudo aumentar su récord de goles europeos, y a pesar de que no se lo vio bien, la grada no se lo recriminó, pues si alguien se ha ganado crédito en el banco de la paciencia, ese es Cristiano.

En suma, que se fue una jornada más y el Real Madrid pudo sortearla por la superioridad individual de su plantilla, mucho más que por su juego de conjunto. El próximo encuentro traerá de vuelta al equipo polaco, pero en su casa y sin público. El Real Madrid se queda con 7 puntos al igual que Borussia Dortmund, pero son los alemanes los que tienen la mejor diferencia. La pugna se dirimirá seguramente cuando Die Schwarzgelben se presenten al Santiago Bernabéu para una revancha más.