Buscar

Tres razones por las que estas fueron las últimas eliminatorias de verdad

Las de Rusia 2018 fueron las últimas eliminatorias de verdad gracias a la ocurrencia de Gianni Infantino y la FIFA de ampliar el cupo a 48 selecciones por torneo.

Tres razones por las que estas fueron las últimas eliminatorias de verdad
La selección de Panamá celebra su clasificación a Rusia 2018. / Twitter.
La selección de Panamá celebra su clasificación a Rusia 2018. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Hubo de todo. Goles de último minuto, perdedores inesperados, selecciones decepcionantes y un casi infinito caudal de emociones. Las eliminatorias para la Copa del Mundo son una de las tantas razones por las que el fútbol es el deporte mundial por antonomasia. No obstante, y gracias a Gianni Infantino y su impresentable administración al frente de la FIFA, el de Rusia 2018 fue el último circuito clasificatorio decente.

La nueva (des) organización de la máxima cita futbolística, con su formato de 48 equipos, cambiará para siempre lo que conocíamos hasta ahora en estas fechas FIFA. Por eso, y como despedida, a continuación tres razones por las que todos extrañaremos las verdaderas eliminatorias al Mundial:

1- Con todos clasificados, ya no habrá drama

Clasificarán nada menos que 48 equipos. Si de por sí había selecciones que ya tenían asegurado su boleto por defecto gracias a su superioridad sobre los demás (Alemania, España y Francia por la UEFA; México en CONCACAF; Brasil en CONMEBOL; por ejemplo, salvo algún contratiempo espectacular), ahora habrá que agregar que a cada confederación se le dará hasta tres o cuatro boletos más, como mínimo, para llegar a la cuota total de participantes. Por ejemplo, en una confederación como la Conmebol, en la que hay 10 equipos y clasifican cuatro directos más un repechaje, dar tres boletos más y mantener todavía el repechaje sería permitir a más de la mitad de equipos clasificar al Mundial. En otras palabras, escenas como las de este martes, en las que un gol en cualquiera de los cinco partidos cambiaba todo el panorama se han eliminado para siempre. ¿Qué emoción podría haber en una serie de partidos en las que casi todos tendrán una porción del premio mayor?

2- Los clubes podrían evitar prestar a sus figuras

Las confederaciones podrían verse obligadas a cambiar sus formatos de eliminatorias. La CONCACAF, por ejemplo, disputa una hexagonal final para determinar a los tres equipos que le representarán en la Copa del Mundo y deja espacio para un repechaje. Si la FIFA llega a darle tres cupos más, eso querrá decir que absolutamente todos clasificarían automáticamente, por lo que una hexagonal sería inútil. Así, la confederación se vería obligada a modificar, cuando no ampliar, el sistema con el que las distintas selecciones se eliminan entre sí. De ampliar el sistema, tendría que haber también más partidos, salvo que encuentren alguna forma de mantener los 10 juegos que se disputan a día de hoy en la etapa final, y eso llevaría a varios equipos a no prestar a sus jugadores en algunos de ellos.

3- Quedarán pocas selecciones sin debutar

Se escribió pocas, pero podría no haber ninguna en realidad. Dentro de todo lo apasionante que tiene una Copa del Mundo probablemente ver a las selecciones primerizas es una de las más interesantes, al menos para este autor.

Las hay desde la sorprendente Croacia de Davor Suker en Francia 1998 hasta otras como Serbia y Montenegro en 2006, que debutó en aquel torneo justó después de que el país al que representaban se disolviera. Con 48 equipos clasificados, quedarán apenas unos cuantos equipos que nunca han llegado a este torneo, por lo que las expectativas y la emoción de aquellos que nunca han visto a su equipo jugar en esta cita se cumplirán rápidamente y, lo que es peor, no sentirán lo mismo que hubieran sentido si en lugar de clasificar como una más del montón que se colaron por la puerta que abrió Gianni Infantino, lo hubieran logrado entrando en un selectivo grupo de 32 países.

Para 2022, y es una advertencia, prepárense para ver algún grupo integrado por Gibraltar, Belice y Pakistán.