Buscar

NBA: cuatro contrataciones obligadas a responder a las altas expectativas

Las franquicias tienen prácticamente hechas a sus plantillas y hay cuatro jugadores que destacan por sobre los demás recién llegados a sus distintos equipos.

NBA: cuatro contrataciones obligadas a responder a las altas expectativas
Derrick Rose, nuevo jugador de los Cleveland Cavaliers. / Twitter.
Derrick Rose, nuevo jugador de los Cleveland Cavaliers. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Ha habido pocos mercados últimamente en la NBA que lleguen a mover las expectativas de varios equipos y aficionados como el de este último verano. Entre todos los fichajes cerrados, y algunos que están por cerrar, quedó un grupo de jugadores que, para los expertos de Yahoo!, están llamados a ser los nuevos líderes de sus nuevas franquicias. A continuación, cuatro jugadores que deberían dar la nota sí o sí en sus actuales equipos:

1. Dwight Howard

El experimentado jugador fichó por los Charlotte Hornets el 20 de junio recién pasado y lo hizo con la idea en mente de que la franquicia hiciera levantar su carrera. A su favor juega que ya conoce al actual entrenador en jefe del equipo, Steve Clifford, pues trabajo con él cuando éste era técnico asistente en el Orlando Magic, equipo en el que disputó siete temporadas. Howard quiere volver a ser el jugador determinante que solía ser, pues llegó a ganar tres veces consecutivas el premio al Jugador Defensivo del Año, y que se convirtió en un líder del equipo de Florida cuando a los 23 años los condujo hasta las finales de la liga, en 2009.

Las expectativas son altas, incluso para él mismo y eso se dice pese a que también lo fueron en su paso por Los Angeles Lakers, Houston Rockets y Atlanta Hawks, franquicias en donde cuajó temporadas como mucho tolerables. Howard no es un jugador que quiera adaptarse a nuevos sistemas, sino uno que insiste en que el sistema debe adaptarse a él. La calidad está ahí y, a punto de cumplir 32 años (el 8 de diciembre), el boleto a Charlotte puede ser el último.

2. Rajon Rondo – New Orleans Pelicans

Rondo ha vivido envuelto en la polémica en los últimos tiempos. Sin ir tan lejos, hace poco dedicó un insulto homofóbico a un árbitro de la liga durante un partido. Sus salidas de tono le han condicionado a ojos de la prensa y ya nadie puede ignorar sus constantes pleitos con entrenadores y compañeros de equipo. Encima de todo eso, las lesiones han mermado su rendimiento recientemente.

No obstante, para su temporada en Chicago, el jugador de 31 años dejó muy buenas impresiones hasta que se lesionó una mano. Eso no impidió que los jugadores del quinteto de Illinois le votaran como el mejor compañero. Ahora, los de Louisiana lo ven como el jugador perfecto para complementar a Anthony Davis y Demarcas Cousins y llegar a los playoffs como grandes candidatos al título. Si consigue controlar su temperamento, Rondo podría ser uno de los aciertos del mercado.

3. Zach Randolph – Sacramento Kings

Un atacante de aquellos de la vieja escuela. Randolph dejó su huella en los Memphis Grizzlies, donde se entendió de maravilla con Marc Gasol. Pese a sus 35 años, en los que ya ha aceptado su rol como sexto jugador, Randolph sigue siendo un jugador efectivo, con promedios de 14 puntos y ocho rebotes en 25 minutos jugados la temporada pasada.

Su carrera ha durado ya 16 años y Sacramento será su quinto equipo, por lo que ha visto y vivido ya casi de todo a estas alturas. Sabe bien cómo abrirse paso y por eso es que los reyes se han hecho con sus servicios, con la intención de que guíe a los suyos a una temporada decente. Bajo su tutela estarán las jóvenes promesas Willie Cauley-Stein, Skal Labissiere and Harry Giles.

4. Derrick Rose – Cleveland Cavaliers

Muy lejos ha quedado ya su irrupción en los Chicago Bulls hace siete años. Derrick Rose llegó a los New York Knicks para repetir hazañas, pero las expectativas quedaron muy lejos de cumplirse. De hecho, en términos generales Rose no está para nada cerca de volver a ser el que era hasta 2012. Los cavs insisten en que sus actuaciones en el campamento de entrenamiento de este último verano han dejado felices a los técnicos, y Rose tiene las cualidades suficientes para ganarse el beneficio de la duda.

Eso sí, si el jugador quiere ser de la partida desde el mismo inicio de la temporada, deberá encontrar alguna forma de adaptarse al hecho de LeBron James maneja la ofensiva con cada balón que pasa por sus manos al tiempo que comparte duela con Dwyane Wade, con quien comparte una lamentable característica: ninguno de los dos es un tirador nato. Como sea, la presión en Ohio es mucha y Rose todavía despierta suspiros en quienes le vieron brillar en Chicago. Si logra adaptarse a James y Wade, y si las lesiones lo respetan, el de Illinois tendría todo listo para triunfar.