Buscar

Un Manchester City de pobre factura vuelve a atragantarse en Europa frente al Barça

Lo que usted está leyendo no es una noticia antigua. Los de Pep Guardiola, tímidos y erráticos, caen ante un Barcelona muy superior. Leo Messi es simple y sencillamente incontestable.

Un Manchester City de pobre factura vuelve a atragantarse en Europa frente al Barça
Leo Messi. / Getty images
Leo Messi. / Getty images

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO.

No es por demeritar al Manchester City, pero ni siquiera con el mismo Guardiola se le ve a este equipo algo de sangre en el torneo continental. Partido dominado a partir de los 10 minutos por un FC Barcelona que sin ser el equipo espectacular, avasalló, de la mano del siempre indiscutible Messi con un 4-0 a un conjunto inglés muy timorato. Anotaron Messi por tres, y Neymar, que encima y como quien no quiere la cosa, se ha dado el lujo de fallar un penal.

Perdidos para el Barcelona Alba y Pique por sendas lesiones, Messi anotó el primero a los 17, y vale la pena resaltar este gol por el hecho de que habían, sin contar a Fernandinho tendido en el suelo, cinco jugadores del City con posibilidades de al menos estorbar a Messi, y ninguno pudo, o quién dirá quiso, hacerlo. Fue ese momento una fotografía de la actitud que se vería a lo largo de los 90 minutos en ambos equipos. 

Aún con Mascherano en el lateral derecho, como jugara antaño alguna vez en su etapa final de Liverpool, con Mathieu en la central, Umtiti regresando de lesión, y Digne, es decir, una defensa inédita para el conjunto blaugrana, el City no pudo aspirar a competir. Si bien reacciona al final, todo fue demasiado tarde.  Para los Guardiolistas del mundo podría ser el momento de reconocer que su Barcelona tuvo siempre la piedra angular del caviar futbolístico, y esa es La Pulga argentina. Jamás se cuestionará la capacidad del técnico catalán, pero a nadie se le escapa que la misma fórmula ha sacado la tarea para Luis Enrique en más de una ocasión. 

Mención deshonrosa para Bravo, quien en una reacción comprensible intentó cortar un balón con la mano fuera de su área tras cometer un craso error. Quienes piensan que dejar ir al chileno estuvo mal en vista de los errores de Ter Stegen, pueden darse cuenta que los traspiés están a la orden del día para “te llames como te llames”. En la misma vena del desliz puede darse cita Mathieu, quien vio la roja por una falta totalmente innecesaria, y a quien el público del Camp Nou recuerda cada vez más el poco aprecio que le tiene.

Ya estuvo bien de Champions para el City, que en serio riesgo de quedar fuera para esta edición, debería ir a por la Europa League y probar su suerte. El Barcelona termina más líder que antes con 9 puntos.