Buscar

El Madrid usa la Champions para espantar fantasmas

Los blancos vuelven a desplegar su mejor versión futbolística en un partido (3-2) sin valor agregado. Ronaldo marca y deja un record en la competición, la de anotar en los seis partidos de la primera ronda.

El Madrid usa la Champions para espantar fantasmas
Celebración del Real Madrid. / Real Madrid
Celebración del Real Madrid. / Real Madrid

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

Profesional del periodismo deportivo con más de 15 años de experiencia en medios de comunicación venezolanos. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @Manu524

En Europa, el Madrid “sigue siendo el rey”. Los blancos sin duda tienen mejor versión en la cita continental, que en La Liga. El Dortmund probó qué el 12 veces campeón de Champions no se debe subestimar. Ronaldo, por cierto está como el club. Hace estragos  y rompe récord, en un partido donde Zidane puede tomar nota y poner en práctica las cosas buenas.

Mayoral abrió la cuenta (8´). El equipo arrancó de buena forma. Era el dueño de la pelota (llegó a tener 70 % de posesión) y ofensivamente no dejaba dudas con cinco ocasiones de gol en siete remates al arco germano. Total torbellino en el Bernabéu; la afición estaba de plácemes  y quería seguir viendo la buena exhibición.

Ronaldo quería formar parte de la buena vibra y con un golazo de antología (12’) ponía el 2-0 y además escribía su nombre como  el primer, y por ahora único, mortal que anota en las seis primeras jornadas de la competición europea.

Los merengues no paraban y seguían dando palo, pero tanto frenesí pasó factura y una debilidad de defensa, trajo consigo que Aubameyang, ajustara la pizarra 2-1 faltando dos minutos para terminar la primera parte.

Respuesta germana

El Dortmund tenía más para este juego. Espero que el Madrid sacara todas sus armas, para después responder. Aubameyang tenía otra perspectiva. El delantero sabía que la defensa blanca no estaba en sintonía con el resto del equipo y con una jugada dentro  del área bate a Keylor Navas y ponía la paridad, era el minuto 48 del cotejo.

Pero el Madrid no se amilanó y seguía con la presión. Cristiano perdió la oportunidad de poner el 3-2 con pase quirúrgico de Isco. El portugués remató desviado ya habiendo vencido a Roman Bürki.

La segunda parte, fue golpe y golpe. En fin un partido abierto que podía terminar en victoria para cualquiera.

Los blancos no pararon, querían la victoria. No dejaron de presionar y llegar al arco teutón, Los remates eran incesantes, pero el gol no llegaba. Ya parecía una versión más liguera.  

Pero las cosas no estaban sentenciadas y faltando 10 minutos, tanta presión fue recompensada y Lucas Vázquez ponía el 3-2 que era lo justo por lo visto en los 90 minutos por parte del Madrid.