Buscar

Luis Enrique rescata el 3-4-3 de Cruyff para alegría del barcelonismo

La historia moderna del FC Barcelona no se entendería sin la figura de Johan Cruyff y sus revoluciones tácticas como el 3-4-3. Ahora Luis Enrique apuesta por ese sistema.

Luis Enrique rescata el 3-4-3 de Cruyff para alegría del barcelonismo
Luis Enrique, el entrenador del FC Barcelona. / RRSS
Luis Enrique, el entrenador del FC Barcelona. / RRSS

Firma

Bajarla al pasto

Bajarla al pasto

El blog de @bajarlaalpasto. Colaborador de MUNDIARIO.

Se preguntaba Johan Cruyff cuando era entrenador por la necesidad de jugar con tres o cuatro defensas cuando los rivales se presentan con uno o, como mucho, dos delanteros. Y argumentaba que, si no hacían falta tantos defensas, siempre podía alinear más jugadores creativos o atacantes para mantener el balón y generar más peligro. Ya han pasado muchos años y el debate sigue de actualidad.

Este verano el Barça facilitó la salida de Dani Alves del puesto de lateral derecho, y no ha fichado a nadie para suplir esa ausencia. El motivo: que Luis Enrique, aunque no llegó a jugar a las órdenes de Johan Cruyff, defiende el legado del maestro.

Me explico: el técnico culé le ha ofrecido a Sergi Roberto una plaza en el once titular del FC Barcelona, pidiéndole que realice un esfuerzo defensivo cuando el equipo no tiene el balón, a cambio de asegurar la posesión y el dominio de los partidos aprovechando su calidad en la elaboración de las jugadas de ataque.

Con esta apuesta se pueden producir dos variantes – dependiendo de si está o no el canterano -, ambas encaminadas a jugar con 3-4-3:

1.- Sin Sergi Roberto: tomamos como ejemplo el último partido contra el Deportivo. Tres centrales de inicio (Mascherano-Piqué-Mathieu), con Arda ocupando la banda derecha con presencia en la creación y con Digne por la izquierda, más pendiente de doblar y de ofrecer salida a Neymar que de defender. Suficiente para frenar los inocentes ataques gallegos.

2.- Con Sergi Roberto: “falso” 4-3-3 de inicio con, por ejemplo, S. Roberto-Piqué-Umtiti-Alba, pero que con el balón en su poder se convierte en el ansiado 3-4-3 al incrustarse Busquets en el medio de los centrales; estos se abren y adelantan la línea hasta casi el medio del campo, Rakitic bascula al centro para ayudar a Iniesta en la elaboración, ayudados por  los dos jugadores de banda ofreciéndose para aportar soluciones, y arriba la MSN.

Cualquiera de las dos opciones suena bien, ¿verdad? Porque además del centro del campo hacia adelante pueden intercalarse en varias de esas posiciones jugadores de la categoría de Denis Suárez, Arda, Andre Gomes, Rafinha, Alcácer…

Este planteamiento seguro que tiene éxito en forma de victorias en la mayoría de partidos que juegue el FC Barcelona. Pero está por ver si es efectivo para afrontar los encuentros más exigente que se planteen durante la temporada, tanto en liga como sobre todo en Champions. De momento, parece que Luis Enrique apuesta por el 3-4-3… ¿hasta cuándo? @Bajarlaalpasto

 

>Este artículo también está publicado en el blog de su autor www.bajarlaalpasto.com