Buscar

El Director de ‘Marca’ sale en defensa de Eduardo Inda en un ejemplo de corporativismo

Gallardo -sin maquillaje y en un vídeo sin infografías- contragolpea al más puro estilo Mourinho en defensa de su compañero Eduardo Inda.

El Director de ‘Marca’ sale en defensa de Eduardo Inda en un ejemplo de corporativismo
Gallardo, director de Marca. / Twitter
Gallardo, director de Marca. / Twitter

Firma

Daniel C.

Daniel C.

Analista deportivo. Licenciado en Derecho. Colaboro con distintos medios de comunicación escribiendo sobre fútbol y política.

Ni dos horas habían transcurrido desde las declaraciones de Gerard Piqué, en las cuales robaba el mérito de su salida de la selección a aquellos que se lo arrogan en privado pero lo niegan en público, y a esos otros que se enorgullecen de haber sido un factor decisivo en la retirada de la selección nacional del central del Barcelona, hasta que, Juan Ignacio Gallardo, director del diario Marca sacaba un vídeo defendiendo a Eduardo Inda, al que el azulgrana había hecho alusión en su rueda de prensa sin mencionar su nombre, tachándolo de ‘marioneta de Florentino’.

En la grabación, que se ajusta a los estándares de calidad del periódico, aparece un Gallardo que apenas realiza movimiento corporal alguno encarando, a lo Neymar, a un smartphone más que probablemente sujeto por un becario infrapagado.

El ‘rigor mortis’ del periodista nos sugiere que, dada la urgencia con la que se tuvo que realizar la grabación, no había titiritero blanco disponible para moverle las cuerdas y, simplemente, se habrían limitado a darle al botón que el director tiene en la espalda y que al pulsarlo reproduce la doctrina de la "central lechera".

En menos de minuto y medio, Gallardo no dudo en usar un linchamiento a la gramática y un insulto a la oratoria como herramienta para enterrar sus actos claramente intencionados bajo lo que el denomina inocentes errores, siempre negándose a asumir la responsabilidad del que tergiversa de manera continuada y premeditada un relato de una realidad, ocultando algunos detalles y magnificado otros, con el objetivo claro y la irresponsabilidad enorme de criminalizar, a cambio de una lluvia dorada del Visir, al enemigo deportivo de su equipo y político de su Gepetto particular.

No dudó el primero de los ‘marquistas’ en darle la razón a Piqué a la hora de exculpar a su panfleto propagandístico de la decisión del jugador de abandonar la selección, ante la perspectiva de ver a los de Lopetegui defendiendo con Ramos y Nacho, y que los mismos que hoy en día le ríen las gracias le vayan a cargar el muerto.

Sostuvo las declaraciones del culé, con la media sonrisa del que te va a apuñalar por la espalda en cuanto te giras, pese a que cualquiera que estuviera viendo el vídeo sabía que, como buen madridista, ante la carencia de centro del campo (o argumento central), se lo jugaría todo a un ataque desesperado con la defensa, en el tiempo de descuento (que es lo que siempre recuerda su audiencia pipera de memoria cortoplacista), de su predecesor en el cargo en lo que, desde hoy se conocerá, como el ‘corporativismo de las marionetas’. Quedamos a la espera de la editorial de Pedrerol y del artículo de Relaño para cerrar el círculo. @SirDanielC

 

Este artículo también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es