Buscar

El Celta ganó al aprovechar su única ocasión ante el Deportivo, que falló la suya: 0-1

En un partido muy igualado, tal vez más digno de un empate, fue decisivo Iago Aspas, muy oportuno en su remate a gol, cuando se había quedado solo ante el portero deportivista Lux.

El Celta ganó al aprovechar su única ocasión ante el Deportivo, que falló la suya: 0-1
Imagen del Deportivo - Celta con victoria visitante. / RCD
Imagen del Deportivo - Celta con victoria visitante. / RCD

Firma

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández

Colaborador de MUNDIARIO.

El Celta de Vigo ganó en su visita a Riazor, al aprovechar su única ocasión ante el Deportivo, que falló la suya: 0-1. Iago Aspas, en el minuto 74, transformó su oportunidad mientras que Celso Borges falló la suya. 

En un partido muy igualado, tal vez más digno de un empate, fue decisivo Iago Aspas, muy oportuno en su remate a gol, cuando se había quedado solo ante el portero deportivista Lux. Coruñeses y vigueses jugaron un encuentro intenso y disputado en el que concedieron pocas ocasiones.

Gran ambiente, por lo demás, en Riazor, donde se dieron cita más de 30.000 aficionados que corearon juntos el himno de Galicia.

"Estamos jodidos por la gente, era un partido de empate", dijo el técnico del Deportivo, Pepe Mel, que sufrió su primera derrota desde que llegó al banquillo del conjunto coruñés.

Para el entrenador del Celta, su equipo destacó por el esfuerzo de sus futbolistas y una "pasión inagotable" en Riazor. "Hemos dado una muestra de poderío", concluyó Berizzo.