Buscar

Antes de ser famosos: Isaiah Thomas, el pequeño gran líder de los Celtics

Antes de ser famosos: Isaiah Thomas, el pequeño gran líder de los Celtics
Isaiah Thomas durante un partido contra los Wizards. / Twitter
Isaiah Thomas durante un partido contra los Wizards. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se descubre y estudia la vida de ciertas celebridades antes de alcanzar la fama. En episodios anteriores se ha explorado la biografía de célebres líderes del crimen organizado, deportistas, estrellas porno y hasta empresas virtuales. El episodio de hoy está dedicado a uno de los jugadores de moda en la NBA: Isaiah Thomas.

Biografía

Isaiah Jamar Thomas nació el 7 de febrero de 1989 en Tacoma, Washington. Su padre, Jake, le dio su nombre inspirado en otro jugador de baloncesto que jugaba para los Detroit Pistons, de nombre Isiah. Por increíble que parezca, el nombre tuvo que ser debatido en la familia porque su madre, una devota religiosa, quería que el nombre fuera escrito como el del profeta de la Biblia.

Isiah Thomas. / terra.es

Isiah Thomas, jugador de los Detroit Pistons.

Creció en Inglewood, California, y siempre tuvo al jugador de los pistones como su gran referente en el baloncesto. De hecho, desde que empezó a jugar eligió llevar el número 11, inspirado precisamente en su modelo a seguir, de quien solía ver cientos de vídeos para inspirarse al momento de jugar.

Acudió a la secundaria Curtis, en donde destacó rápido en el equipo de basketball de la misma. Desde esa edad empezó a notar que su estatura lo dejaba muy por debajo del resto de sus compañeros de equipo. Esta situación lo obligó a buscar formas llamativas de sobresalir en el campo, pues su físico era una desventaja en un deporte practicado mayormente por personas realmente muy altas. Obviamente, a esas alturas tomó como referencia a Muggsy Bogues, un exjugador de la NBA quien pese a medir apenas 1.60 metros se convirtió en una referencia de este deporte.

Baloncesto universitario

Para 2006, Thomas estaba listo para ir a la universidad. Se enroló en la Universidad de Washington y jugó para su equipo de basketball. En apenas un par de meses había alcanzado y superado de largo las expectativas que todos tenían sobre él. Pero su rendimiento en la cancha no iba unido a un buen desempeño como estudiante.

Thomas jugando para los Huskies. / keywordssuggests.com

Thomas en una acción de un partido universitario

Thomas se dio cuenta que sus estudios eran tan importantes como disfrutar del deporte que le apasionaba. Dejó Washington y se fue a la Universidad de South Kent, en Connecticut y, nuevamente, la chispa fue instantánea. Ya no era solo un jugador destacado sino un estudiante sobresaliente y logró graduarse en 2008.

El jugador era ya una sensación a nivel universitario. No obstante, entrenadores, analistas y colegas se negaban a creer que alguien de su estatura pudiera triunfar en la mayor liga de baloncesto del mundo.

Para 2011, anunció que, pese a las malas profecías en torno a él, iría al draft de la NBA. En el mismo, su nombre fue uno de los últimos en ser elegidos. Fueron los Sacramento Kings los encargados de tomar una decisión que no iba acompañada de buenos augurios.

Pero a partir de ahí empezó una historia de superación. Thomas estuvo en Sacramento durante tres temporadas y luego se mudó a los Phoenix Suns, donde estaría menos de un año, pues en febrero de 2015 firmó por los Boston Celtics.

Y es en la franquicia de Massachusetts donde ha tenido sus mejores momentos hasta ahora en su carrera. Thomas lidera al histórico equipo que actualmente lucha contra los Cleveland Cavaliers por la final de su conferencia. Su protagonismo es todavía más sobresaliente si se considera que ha jugado tras el fallecimiento de su hermana justo al inicio de la etapa de los playoffs. Pero Thomas es un jugador que ha sabido sobreponerse a los motes por su nombre (sus compañeros de colegio creían que era hijo de Isiah Thomas, por lo que le decían que nunca sería tan bueno como su padre), las burlas por su estatura y el haber sido de los últimos elegidos en su draft.  

Esta es la historia de superación de uno de los jugadores más pequeños del baloncesto (poseedor del récord del jugador más pequeño en competir en los concursos del Juego de las Estrellas de la liga). Así era su vida, antes de ser famoso.

Episodios anteriores:

 

 

MUNDIARIO te ofrece la opción de suscribirte a otras noticias de Deportes.