Buscar

Girlboss, la nueva serie de Netflix que podría inspirar a los emprendedores

La novedosa apuesta de la compañía está centrada en la vida de Sophia Amoruso, la fundadora de Nasty Gal, y mostrará su complicado ascenso hasta la fama y la fortuna.

Girlboss, la nueva serie de Netflix que podría inspirar a los emprendedores
Sophia Amoruso, empresaria, y Britt Robertson, actriz. / Netflix.
Sophia Amoruso, empresaria, y Britt Robertson, actriz. / Netflix.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Netflix estrena este viernes su última apuesta, Girlboss, una serie basada en las memorias de Sophia Amoruso. La versión de la productora, de la vida de la joven empresaria, es una vaga visión de lo que pasó la mujer por lograr hacerse con el éxito, la fama y la fortuna. La serie en cuestión, tomó referencia del libro publicado por Amoruso, que lleva por nombre #Girlboss, y que retrata la forma en que llegó a fundar su propia empresa a base de una simple idea y con todo en contra.

Amoruso fue una mala estudiante, rebelde y no sabía cómo mantener un trabajo estable. Pero a pesar de todo lo negativo, utilizó su mejor habilidad, revender ropa, para construir un imperio millonario. Comenzó vendiendo la ropa que obtenía de tiendas de segunda mano, en eBay, luego de una serie de problemas, fundó su propia tienda online, Nasty Gal, en 2006.

 

 

La serie es producida por la misma Amoruso en conjunto con Charlize Theron y solo estará centrada en los comienzos de la empresaria, más no en lo que siguió. La historia es bien conocida, sobre todo por los estadounidenses. En el 2014, sin haber llegado a los 30, Amoruso logró facturar más de 100 millones en ventas, tuvo a su cargo a más de 300 empleados, fue portada de Forbes como una inspiración para los jóvenes empresarios y obtuvo un patrimonio neto de 300 millones de dólares.

Ahora, la producción protagonizada por Britt Robertson, contará como la empresaria escaló cada peldaño durante su juventud. Pero obviará, lo que ocurrió luego de que Amoruso dejara de ser la CEO de Nasty Gal. Luego de este episodio, la empresa pasó a ser subastada y ha enfrentado varias querellas por parte de empleadas fueron despedidas por haber solicitado la baja por maternidad. La empresaria no defendió este punto y se ha ganado las críticas de muchos. Por un lado se presenta como una feminista, empresaria e independiente; pero por el otro, no defiende las causas femeninas y sociales.

La acusan de enriquecerse no solo vendiendo ropa, sino de usar el empoderamiento a su favor, pero no hacer nada provechoso con el. Sea realidad o no, Amoruso ha logrado convertir su nombre en marca, ahora estrena una serie inspirada en su vida, tiene varias inversiones, amigos en la industria y ha cosechado un poder que ha sabido manejar. Girlboss es la última prueba de ello y de lo que puede hacer un don nadie, a partir de cosas muy simples.