Buscar

Siete estrellas de cine que rechazaron papeles icónicos

El cine tiene muchas anécdotas interesantes, la mayoría están protagonizadas por los artistas de Hollywood con personajes que se han convertido en grandes leyendas y referencias cinematográficas.

Siete estrellas de cine que rechazaron papeles icónicos
Julia Roberts, actriz, Will Smith, actor y Emma Watson, actriz. / Style, THR y Pinterest.
Julia Roberts, actriz, Will Smith, actor y Emma Watson, actriz. / Style, THR y Pinterest.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Las estrellas del cine tienen la difícil tarea de decidirse por interpretar a un personaje dentro de una película que puede llevarlos hasta la cima de las estrellas o al contrario, convertirlos en la burla de la crítica y el público. A veces, deciden no aceptar un papel por miedo, preocupación, horarios difíciles de trabajo o cualquier otra cuestión.

Lo interesante viene cuando otros actores toman los papeles rechazados y se convierten el leyendas del cine, gracias a los personajes increíbles y sus arduas actuaciones. Estas son siete estrellas que rechazaron papeles icónicos del cine:

> Mark Wahlberg y El secreto de la montaña: "El guión era muy descriptivo. Le dije a Ang Lee, que me parecía un gran tipo, muy talentoso, que si quería hablar conmigo acerca del papel, que yo lo haría. Pero, debo decir, que estoy agradecido de que no lo haya hecho", expresó el actor en una entrevista. Finalmente el papel terminó siendo para Jake Gyllenhaal, que fue nominado al Óscar por su dramática actuación.

> Christina Applegate y Legalmente Rubia: Elle Woods es reconocida mundialmente como la rubia más inteligente del mundo. La chica de la película es una declaración de intenciones para todas aquellas personas que piensan que el ser rubia, es ser tonta. Reese Witherspoon se hizo famosa gracias a este papel y le valió una nominación al Golden Globe, también le abrió muchas puertas y le permitió gozar de la carrera que hoy en día continua teniendo. Pero el papel estaba destinado para Applegate que lo rechazó por miedo a repetir lo mismo. “Cuando vi el guión, me dio mucho miedo la idea de repetirme en la pantalla, pero creo que fue una decisión un poco estúpida ¿no?", explicó a ET.

> Emma Watson y La La Land: Watson era la primera opción de Damien Chazelle. Emma Stone y Ryan Gosling ni siquiera figuraban como sus primeras opciones. "Hubo un momento de la producción en que los actores iban a ser Emma Watson y Miles Teller. Pero las cosas no se dieron para que finalmente fueran los actores”, declaró Chazelle a Vulture. Todos conocemos el resultado final, Stone se hizo con todos los premios de la temporada, incluyendo el Óscar, y Emma se conformó con ser Bella y llevar un mensaje feminista al mundo.

> Julia Robert y Shakespeare enamorado: Gwyneth Paltrow fue la protagonista de la comedia dramática que le valió el Óscar como mejor actriz. Pero los productores no tenían en mente que ella fuera su tierna Viola. En un principio, Roberts estaba muy involucrada con el proyecto, pero ella deseaba que Daniel Day-Lewis fuera Shakespeare, que finalmente no aceptó y ella se desvinculó del film.

> Sean Connery y El señor de los anillos: "Nunca entendí de que se trataba. Leí el libro, leí el guión. Y después vi la película, y nunca pude entender de que iba" confesó Connery a The Huffington Post. El papel de Gandalf fue a parar en las manos de Ian McKellen, que logró convertirse en leyenda gracias a su interpretación.

> Will Smith con The Matrix y Django encadenado: en 1999 Smith rechazó ser Neo en la primera cinta de The Matrix. "No creo que fuera adecuado para el papel de todas formas. Matrix es un concepto bastante difícil de explicar, de exponer. Y cuando me lo presentaron, simplemente no lo entendí", explicó a Wired en 2004. En el nuevo siglo, el actor rechazó actuar con el mismísimo Quentin Tarantino, para convertirse en el interesante Django, el papel terminó en manos de Jamie Foxx, que se ganó el respeto de la crítica y una nueva legión de fans.

> John Travolta y Forrest Gump: en este caso la decisión no fue tan mala. A Travolta le ofrecieron convertirse en Forrest, pero es se interesó más por grabar Pulp Fiction. El papel terminó siendo de Tom Hanks y ambas cintas gozaron de premios y el aplauso de la crítica, para terminar convirtiéndose en dos cintas de culto.