Buscar

El dibujante mexicano Antonio Rodríguez y su defensa de los valores humanos

Este viñetista azteca acaba de ganar el Primer Premio en el Concurso Internacional de Humor Gráfico  Libertad de Expresión, realizado en Noruega. MUNDIARIO le ha entrevistado.

El dibujante mexicano Antonio Rodríguez y su defensa de los valores humanos
Antonio Rodríguez García, dibujante e ilustrador mexicano
Antonio Rodríguez García, dibujante e ilustrador mexicano

Firma

Francisco Puñal Suárez

Francisco Puñal Suárez

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Periodista y fotógrafo. Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección FOTOCLICK

Para el dibujante e ilustrador gráfico mexicano Antonio Rodríguez García, la falta de  libertad de expresión, entre otros aspectos de la realidad que afecta a  muchos países, es un tema fundamental en su obra, que se caracteriza por un dibujo exquisito,  afrontar retos y cuestionamientos de todo tipo. Es un artista que está atento al sufrimiento social y con su obra va al rescate de los valores humanos. Para él, dibujar es expresar sentimientos que endurecen el espíritu y purifican la vida.

Nacido en Ciudad de México en 1965, Antonio es miembro activo de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas; de la Asociación Internacional de Caricaturistas MIKS, de Sisak, Croacia;  del  The Cartoon Movement y Cartooning For Peace. Actualmente es  caricaturista e ilustrador editorial del diario "La Voz de Michoacán", en México, de la revista "Negratinta", en España, y de "Aneddotica Magazine", editada en Italia.

 Recientemente Antonio ha ganado el Primer Premio en el Concurso Internacional  de Caricaturas “Libertad de expresión”, que se realiza en Noruega,  organizado por el dibujante  Arifur Rahman de Bangladesh , quien vive exilado en ese país nórdico, tras caer preso en su tierra por hacer una tira cómica, que no fue del agrado del Partido Islámico.

 

Primer Premio en Concurso Libertad de expresión /  Antonio Rodríguez, México

El dibujo galardonado de Antonio, con una carga metafórica,  presenta a una niña  que, agarrada de unos globos,  lograr vencer una cerca que le impide el paso.

 

“Los caricaturistas e ilustradores –expresa Antonio-  utilizamos con frecuencia bocadillos o globos con texto para expresar los mensajes de los personajes, en este caso la niña de mi ilustración hace de estos globos  el medio para trascender la censura y la represión en la libertad de expresión. La niña representa para mí el futuro, donde las nuevas generaciones puedan gozar de una libertad de expresión sin de ataduras”.

– ¿Por qué te gusta hacer caricaturas?

– Porque representa diariamente un gran reto, el tratar de resolver una idea que sea aceptada por el público, que contenga arte, humor y sobretodo un mensaje que pueda considerarse veraz y oportuno. Cada día se sufre un poco para alcanzar esto, y es de una enorme satisfacción cuando la caricatura tiene un buen impacto y causa motivos para una buena discusión sobre el tema.

– ¿Es la caricatura para ti un acto de insubordinación?

De algún modo lo es, pues mi primera reacción ante un hecho que considere que atenta contra los derechos y libertades de los demás, me hace de inmediato tratar de dar una respuesta gráfica de rechazo o burla, haciendo uso lo más posible del humor y la ironía. Yo creo que los caricaturistas debemos  estar alejados de los círculos del poder lo más posible, y así estar libres de cualquier interés que demerite nuestro oficio y credibilidad".

– ¿Por qué es importante el humor y la sátira en la sociedad?

– El humor es al menos uno de los últimos recursos que tenemos , una especie de antídoto contra la gran presión que ejercen los gobiernos y empresas. Existe una enorme cantidad de motivos para sentirnos abatidos ante tanta devastación, que reír nos da al menos un momento de liberar la tensión. La caricatura en esto cumple un papel de suma importancia dentro de la sociedad, sobre todo en este momento en que estamos inundados de información, a través de diversos medios electrónicos.

– En México han asesinado de 2000 a 2016 a 105 periodistas, y hay 25 desaparecidos. Prevalece la impunidad de los criminales en esos asesinatos en un 99,75% , de los casos, según el Instituto Belisario Domínguez (IBD), del Senado mexicano, en un estudio sobre la libertad de expresión en ese país. México ocupa el tercer puesto en el ranking de los países más peligrosos para la prensa, sólo después de Siria y Afganistán, según Reporteros sin Frontera. ¿Qué te parecen estos datos? ¿Cómo enfrentas esta realidad?

– Es realmente alarmante la situación en la que vive mi país desde hace ya varios años. Ahora gracias a los medios de comunicación que tenemos a nuestro alcance, podemos estar informados de los casos de violencia, asesinatos y desapariciones de compañeros periodistas, de manera casi inmediata. Existe una tensión latente, pero es más sensible en algunos partes de México, donde gobiernos extremadamente corruptos y el crimen organizado están al mando del estado, donde la prensa y periodistas sufren de una continua amenaza por estos grupos de poder. Yo pude sentir esta tensión durante mi estancia en Michoacán, donde viví diez años aproximadamente, pensando en las consecuencias que podría recibir, al hacer una caricatura con temas del narco o corrupción del gobierno en turno.  Así que tomaba todas las precauciones para la entrega de mi trabajo, que era ir y entregarlo personalmente, así que tomaba rutas distintas en el camino. Durante este tiempo, supe de varios atentados a varios periodistas, que publicaron alguna nota critica, sobretodo de políticos locales en el estado, lo cual hace esto aún más peligroso. Vivimos los periodistas en México en una gran indefensión, no hay ningún sistema de seguridad desde el gobierno federal, incluso existe la sospecha de que este tenga lazos con grupos criminales. Podemos tener por seguro, que si México estuviera geográficamente en Medio Oriente, ya estaríamos en la lista negra de países por intervenir. Pero México es un importante socio comercial de varios países de Occidente, así que no existen sanciones políticas ni económicas para el gobierno mexicano, pese a la gran cantidad de atentados a los derechos humanos y libertad de prensa.

No al silencio / Antonio Rodríguez, México

Dibujo de Antonio Rodríguez García.

 

– Veo que dedicas a Donald Trump varias de tus obras, ¿por qué?

– Donald Trump se ha convertido en el villano favorito de muchos caricaturistas, al mismo tiempo un proveedor generoso de notas dignas de ser caricaturizadas, pues en realidad él mismo es una caricatura como político y ser humano. Sin embargo, es una verdadera tragicomedia que Trump sea el político más poderoso del planeta, y esto hace aún más tentador caricaturizarlo. Si me considero un irreverente al poder, Trump es mi fuente de inspiración perfecta para practicar la sátira y la ironía en este momento, un buen costal lleno de toda aquella mentalidad anacrónica colonialista, que pensábamos ya superados de algún modo, al menos en el discurso, al cual siempre es bueno dar un buen golpe con el lápiz.

> MUNDIARIO ofrece en exclusiva a sus lectores una galería de dibujos de Antonio Rodríguez.