Buscar

Un año más, Oroso se ve invadido por el arte

El arte no entiende de fronteras: posee un lenguaje universal, que tiende puentes. ¿Qué maravillosa  invasión se puede dar en un  pueblo cuando le inunda de color y belleza?

Un año más, Oroso se ve invadido por el arte
Artistas y autoridades de Oroso y Gois. / Mundiario
Artistas y autoridades de Oroso y Gois. / Mundiario

Firma

Mary Carmen Calviño Iglesias

Mary Carmen Calviño Iglesias

Pintora natural de Lalín (Pontevedra), afincada en A Coruña. Tiene su propio taller desde 1981. Ha expuesto en diversos países, donde también ha sido objeto de distintos reconocimientos. Colaboradora de MUNDIARIO.

 

MUNDIARIO.COM: ENLACES RECOMENDADOS

> cabinet comptable espagne

De nuevo el arte invade el municipio de Oroso (A Coruña), una invasión silenciosa que vivifica a los pueblos. En esta ocasión  se muestran en Oroso 64 piezas artísticas entre pintura y escultura.

Lo que comenzó siendo  un hermanamiento entre dos pequeños municipios de Iberia, uno luso y el otro gallego, se convirtió en una corriente caudalosa,  imparable; torrente vivificante, que inunda y da vida con suavidad a dos pueblos: Gois y Oroso. Un día sus gentes, creyendo en ellos  mismos, pusieron en marcha algo que dio sus frutos con creces, haciendo suyo el adagio “los pueblos que se unen, son capaces de grandes gestas”. Así tenemos el ejemplo: un día dos alcaldes un tanto soñadores  sembraron un granito de mostaza, lo cultivaron y este fructificó,  convirtiéndose en un gran árbol que da cobijo a un evento que trasciende los límites  de ambos municipios. Una vez más fuimos testigos de este flujo creativo.

Un nutrido grupo de artistas se dieron cita en el centro cultural del municipio gallego con el fin de celebrar la gran fiesta artística que  anualmente tiene lugar. Al frente los dos regidores con sus equipos de gobierno, que tienen el propósito de  llevar el certamen  allende las fronteras hispanas, exportándolo a otros países. A tal fin ya iniciaron contactos  con ciudades Inglesas y con la belga de Brujas.

Una vez más se cumple el dicho de que el arte no entiende de nacionalidades, el mismo posee un lenguaje universal, que tiende puentes, derriba murallas, elimina fronteras. ¿Qué maravillosa invasión se puede dar en un pueblo cuando a él llega amable,  silenciosa una corriente que le invade de color y belleza?