Buscar

Ana Ayén: la pintora de los colores increíbles

Las obras de arte ganan mucho cuando están en los museos o en las grandes salas como es la del Club Información, porque el coeficiente de su fuerza persuasiva es geométricamente proporcional al lugar donde se cuelguen y luzcan.

Ana Ayén: la pintora de los colores increíbles
Ana Ayen, leyendo, y María López Iglesias. / Ramón Palmeral.
Ana Ayen, leyendo, y María López Iglesias. / Ramón Palmeral.

Firma

Ramón Palmeral

Ramón Palmeral

Escritor especializado en ensayos de investigación literaria. Ha publicado varios ensayos sobre Miguel Hernández. Dirigió la revista PERITO (Literario-Artístico), y actualmente, el blog Nuevo Impulso. También ha sido colaborador de varios medios como Alicante Press, Diario Información, Levante-EMV.

Dentro del programa de exposiciones en la sala del Club Información de Alicante, se presenta la obra de Ana Saura Ayén, que firma como “Ayén”, y que ha titulado: “Mi historia…en la pintura”.  Su formación es principalmente autodidacta, aunque tomó clases con el pintor hiperrealista Daniel Scaldaferro. Ayén posee un amplio currículum tanto a nivel provincial como nacional. Es una apasionada al dibujo y a la pintura desde su infancia, nacida en Barcelona, y residente en Alicante desde 1990, aunque tomó la pintura con mayor dedicación desde hace unos veinte años.

La perfecta iluminación dan a los cuadros movimiento propio y lo cuadros tomas vida dentro del recinto de sus lujos marcos

En una breve entrevista que sostuve con la simpática y popular pintora Ana, antes de iniciarse la inauguración oficial, me dijo que presentaba 64 cuadros de diversos y variados temas porque la muestra es antológica, un recorrido desde sus inicios  hasta la fecha. Su técnica es el siempre difícil y agradecido: óleo. Tras observar detenidamente los cuadros de la muestra, destaca un tríptico de gran formato con un campo y un castillo en un cerro. Observo un gran domino del dibujo, la gama cálida de sus colores es increíblemente cromática con resonancias o vibraciones en el espectro óptico que te capturan y atrapan. El realismo, cercano al hiperrealismo, flota en el ambiente dando vida a  la gran sala de exposiciones, donde como dije hace años: “Aquí los colores gozan de placer”.

La perfecta iluminación dan a los cuadros movimiento propio y lo cuadros tomas vida dentro del recinto de sus lujos marcos. Si los caballos quieren seguir galopando fuera de los cuadros es su problema. Los nobles y bravos toros se acoplan al arte de la Fiesta, donde casi siempre gana el maestro, en uno de los cuadros aparece el rostro de Antonio Tomás.

Siempre he pensado que las obras de arte ganan mucho cuando están en los museos o en las grandes salas como, en este caso, es la del Club Información, porque el coeficiente de su fuerza es geométricamente proporcional al lugar donde se cuelgan y lucen las obras. Por ellos, el pintor/ la pintora, siempre está obligado a exponer su obra. El mundo virtual jamás podrá sustituir al glamour que gana una obra colgada en una exposición física y latente: viva en su estado primitivo.

El arte es la creación del ser humana, creación a la que hay que añadir sensibilidad, más el punto de vista personal del artista, puesto que lo que nos interesa ver es su mundo real o imaginario que el artista percibe. En este caso el mundo particular que la pintora “Ayén” percibe y nos transmite en una gama de colores increíbles.

El arte es la creación del ser humana, creación a la que hay que añadir sensibilidad, más el punto de vista personal del artista

A las 20.20 horas del jueves 30 de noviembre se inició el acto inaugural por María López Iglesias, presidenta ejecutiva de la Fundación Jorge Alió de prevención para la ceguera de Alicante, quien dijo que Ana Ayén está muy considerada en el ambiente artístico alicantino, pertenece a varias asociaciones, y que lleva veinte años de trabajo intenso con 40 exposiciones individuales y cerca de 150 colectivas, y sus temas son muy variados desde figuras, caballos, toros, temas flamenco, paisajes alicantinos... una obra de gran calidad realizada tan sólo en unos veinte años de intenso trabajo.

Seguidamente Ana Ayén tomó la palabra y agradeció al público presente su asistencia y agradeció al Club Información y a Mari Luz (coordinadora de  la sala) el que se le cedan para su exposición antológica; así como a quienes les han ayudado a montar los cuadros que presenta, como: Ángel Gerada, José Antonio Asencio y Javier, su esposo, que siempre está a su lado colaborando. Hizo referencias a sus inicios pictóricos mostrando su primer cuadro de unos pinos, y dijo que ella pinta lo que le gusta, sin preocuparle lo que piensen los demás.

El mundo virtual jamás podrá sustituir al glamour que gana una obra colgada en una exposición física y latente

Entre los más de cien asistentes estaba Consuelo Giner Tormo, presidente de Espejo de Alicante, Maribel Berná Box, presidenta del Ateneo Científico y Literario, pintores, escritores y poetas, amigos y socios de diferentes asociaciones a las que Ayén pertenece, que departieron luego en un vino de honor que se ofreció tras el acto inaugural.

 Ana Ayén es socia fundadora de Asociación Espejo de Alicante. Miembro de la Asociación de Artistas Alicantinos y del Ateneo Científico y Literario. Su amplio currículo se pude ver en su página de pintura Ana Saura Ayén.

La exposición se muestra desde el 30 de noviembre al 7 de enero de 2018.

Os invito a contemplar y admirar esta singular exposición que no os defraudará. Mis felicitaciones Ana. @mundiario