Buscar

ÁLBUMES

Dibujos premiados y menciones de honor del 42ª Salón de Piracicaba

Dibujos premiados y menciones de honor del 42ª Salón de Piracicaba

El brasileño Paulo Sergio Jindelt obtuvo el Gran Premio del 42º Salón Internacional de Humor de Piracicaba, Brasil, con una caricatura personal del dibujante francés  Jean Cabut, una de la víctimas del atentado yihadista a la revista satírica Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos y 11 heridos, el pasado 7 de enero en París. Este premio es una forma de rendir homenaje a los caricaturistas asesinados, y es una manera de reverenciar no solamente a Cabut, sino a todos los que fueron victimas de ese artero acontecimiento – expresó Rosángela Carmolese, secretaria de Cultura de Piracicaba, en la ceremonia de premiación.

El jurado también otorgó otros premios en las siguientes categorías: en caricatura, el vencedor fue el ucraniano Igor Kodenko; en caricatura de opinión, el cubano-mexicano Ángel Boligán; los brasileños Rafael Correa, en tira cómica, y Carlos Alberto Paes en el tema de corrupción. También se otorgaron otros premios y menciones de honor.

El Salón de Piracicaba presenta además 12 muestras paralelas, entre ellas otras dos dedicadas a las víctimas del atentado a la revista francesa: “Un diseño para Charlie”, con obras de dibujantes brasileños y de otros países, y “Wolinski, el inconformista”, realizada por el Museu da Imprensa de Oporto. También el público podrá apreciar la serie de las tiras cómicas de Magola, un personaje creado por la colombiana Nani Mosquera, en defensa de la mujer,  en ocasión de cumplir su vigésimo aniversario, entre otras. Las 429 obras que integran la exposición principal del salón de este año fueron seleccionadas de entre 2,984 caricaturas enviadas por artistas de 57 países. El cartel del evento de este año fue diseñado por el artista belga O Sekoer.

Este certamen humorístico, que se celebra en la ciudad de Piracicaba, en el estado de  São Paulo,  es el más antiguo de Brasil. Nació por el trabajo de un grupo de periodistas, entre ellos, Adolpho Queiroz,  Alceu Righeto y Carlos Colonese, en 1974, cuando el país sufría una dictadura militar, e  influídos por el diario de humor O Pasquim, editado por Ziraldo, Jaguar y Millor Fernandes, en Rio de Janeiro. El Salón de Piracicaba fue el primero en abrir las puertas a los humoristas gráficos en una exposición de arte. Hoy en día, y al cumplir más de  cuatro décadas, es una referencia nacional e internacional, que da oportunidad a los nuevos talentos, destaca a los profesionales consagrados, rescata a autores y obras históricas, y promueve discusiones sobre políticas contemporáneas y nuevas tecnologías.

MUNDIARIO ofrece a sus lectores en exclusiva una selección de los trabajos premiados y menciones de honor de este Salón 2015.